¿Qué es y cuáles son las causas de la sensibilidad dental?

¿Nunca habéis sentido un pequeño pinchazo o una ligera molestia en los dientes al comer o beber ciertos alimentos, ya sean fríos o calientes? Si alguna vez os ha pasado y sobre todo, si os ocurre de manera continuada no dudéis en acudir a vuestra clínica dental más cercana ya que seguramente esto ocurra porque padecéis sensibilidad dental.

La sensibilidad dental aparece cuando la capa que rodea el nervio dental, el esmalte o las encías no gozan de buena salud. El esmalte dental es una capa que protege y recubre las piezas dentales y si no se cuida de la manera en la que es necesario, con el paso del tiempo éste se va haciendo más delgado y finalmente acaba por no proporcionar la protección necesaria. Por otro lado, las encías se pueden retraer exponiendo a la superficie la raíz dental.

En Dentista en Madrid informan sobre esto y según lo que cuentan en sus post, podemos decir que la sensibilidad dental es un problema común. No podría llegar a catalogarse como una enfermedad pero sí que la podríamos definir como una afección que se va desarrollando con el paso del tiempo.

En muchas ocasiones se puede decir que la sensibilidad dental es algo pasajero, que solo nos afecta durante unos días; pero hay a personas en las que esta molestia persiste durante mucho tiempo y finalmente acaba por convertirse en algo crónico. De cualquier manera, para dejar claro qué es exactamente la sensibilidad dental diremos que:

Las terminaciones nerviosas de la dentina (parte del diente que se ha quedado al descubierto) están compuestas por un líquido que es el que se ve afectado al ingerir los alimentos y bebidas.

El cepillado dental fuerte, una de las causas de sensibilidad dental

Para que estos conceptos queden aún más claros hemos creado una lista con los diferentes motivos (y los más comunes) que provocan o, por lo menos colaboran, en la aparición de la sensibilidad en las piezas dentales:

  1. Cepillado dental fuerte: Si utilizamos un cepillo de dientes con cerdas duras o presionamos demasiado contra la dentadura, el esmalte acaba por desgastarse dejando que la dentina quede en exposición.
  2. El rechinamiento de dientes también provoca un desgaste de esmalte. Muchas veces no sabemos que rechinamos los dientes, sobre todo esto ocurre cuando estamos dormidos. Una manera de saberlo es porque a la mañana siguiente nos levantamos con dolor de mandíbula e incluso de cabeza, con la sensación de que hemos estado apretando algo durante mucho tiempo.
  3. Otra de las causas de sensibilidad dental puede ser como ya hemos comentado, la retracción de las encías. Esto puede darse por padecer ciertas enfermedades bucodentales.
  4. Por último hablamos también de las enfermedades en las encías. Esto es, estas se inflaman y debilitan, lo cual provoca muchas molestias.

Como resumen a esto podemos clasificar las causas que provocan la sensibilidad dental en tres:

  • Abrasión: deterioro del esmalte dental
  • Atricción: desgaste dental
  • Erosión: diferentes alimentos producen un desgaste en nuestros dientes

Para evitar esto lo que recomendamos siempre es cepillar los dientes después de cada comida, utilizar dentífricos para dientes sensibles (ya que estos fortalecen la parte sensible de la dentaura) y utilizar también diferentes enjuagues dentales.

Si el dolor persiste durante mucho tiempo lo mejor es acudir al dentista y pedir ayuda a un especialista. 

Consejos de mi dentista en Madrid contra el mal aliento

Dentista en Madrid es un blog con el cual me topé recientemente y, sinceramente, me quedé sorprendido del contenido que ahí se encontraba. Desde luego, una de las razones por las cuales me enamoré de esa página fue sin duda por la sencillez en la redacción. Un tema que encierra tanta profesionalidad como es la odontología, que sea tratado de esa manera, es muestra sin duda de un excelente trabajo de su equipo de redacción.

Uno de mis post favoritos del Dentista en Madrid, hacía referencia a la halitosis, la cual afecta a una gran cantidad de las personas en España y concretamente en la ciudad de Madrid. De hecho, el dentista en Madrid suele decir que es uno de los problemas bucodentales que más se presentan en las clínicas dentales madrileñas.

Desgraciadamente muchos de los pacientes que sufren de la halitosis o mal aliento, no se dan cuenta que presentan este problema. Siempre tienen que pasar por el “mal trago” de tener que recibir la noticia de otra persona. Por lo general, son los parientes cercanos los que deben comunicárselo, con el tacto debido.

Estrategias del Dentista en Madrid para mejorar el aliento

Cuando estuve leyendo el blog del dentista Carlos Madrid, encontré consejos muy útiles acerca de remedios para mejorar el mal aliento. Uno de ellos, hacía referencia curiosamente a determinados zumos. Además, los zumos son bastante sencillos de preparar.

La lista concedida por él es la siguiente:

  • Zumo de limón: El limón desde luego es uno de los enemigos más reconocidos contra el mal aliento, por sus características como bactericida y astringente. El limón no sólo sentencia a las bacterias en la mucosa bucal, sino que también es efectivo en el aparato digestivo. El zumo de limón pues es muy efectivo para atacar justo la zona en donde se generan dichos gases, que frecuentemente son expulsados por las vías respiratorias, que es lo que al final provoca el mal aliento. Lo ideal para consumir dicho zumo es beberlo sin necesidad de añadir azúcar. En caso de querer reducir la acidez, y para tu gusto necesite algo de dulzor, se suele recomendar aplicarle un poco de azúcar en este caso excepcional, pero no extralimitarse es la clave.
  • El zumo de piña, de fresa e incluso el zumo de kiwi: Esta colección de cítricos, se ha demostrado que dan muy buenos resultados para combatir la halitosis. Al igual que el limón, son buenos para atacar las bacterias, además de tener la condición de astringente.
  • El zumo a base de menta: Si se utiliza sólo o añadido a otros zumos naturales, en principio, suele igual ser efectivo para refrescar el aliento; por lo que ayuda a combatir de forma efectiva la halitosis.
  • El zumo de manzanas, tomates o zanahoria: Los alimentos de este grupo, suelen ser recomendables porque contienen fibras y mucha cantidad de minerales, vitaminas y agua, por no citar además los beneficios de los fitoquímicos o nutrientes provenientes de la vegetación. Si se mezclan estos tres ingredientes, según explica el dentista en Madrid, el resultado garantiza una cura de la halitosis duradera.

Estos consejos del dentista son necesarios complementarlos, como es evidente, con una rutina de higiene dental disciplinada, además de la visita regular al dentista para que sea él quien examine o no la presencia de otras enfermedades que sean más serias, y que estén provocando la halitosis propiamente dicha.